Música
25/03/2019
Los sones feministas del rock tuareg llegan al Teatro Leal de la mano de ‘Les filles de Illighadad’
El concierto se celebrará el próximo sábado 6 de abril a partir de las 21:00 horas Las entradas podrán adquirirse en la web www.entree.es y en las taquillas del teatro lagunero

El próximo sábado 6 de abril, a partir de las 21:00 horas, será el Teatro Leal el escenario que albergará el concierto del grupo ‘Les filles de Illighadad’, dentro de la programación diseñada por la Concejalía de Cultura y el Organismo Autónomo de Actividades Musicales del Ayuntamiento de La Laguna, que dirige Atteneri Falero.

 Las entradas, que tienen un precio entre los 10 y los 15 euros según ubicación, podrán adquirirse en la web www.entrees.es y la taquilla del teatro lagunero.

 El grupo formó en la nigerina localidad de Illighadad, una comuna en el centro de Níger, en derredor del desierto del Sáhara y a la que sólo se puede acceder a través de un camino poco accesible, en pleno desierto abierto, sin electricidad ni agua corriente.

 Una localidad nómada, dedicada al pastoreo, sin riqueza material alguna pero con una identidad tan original y salvaje como alejada de los artificios infraestructurales del siglo XXI.

 No hay intermediarios entre el impulso original y el sonido que rezuma el impacto que las tres artistas nigerinas consiguen articular en Les Filles de Illighadad. Hay algo de salvaje vanguardia en el sonido de este trío que redimensiona la concepción del folk rural, de la música tuareg, de los límites del avant-rock, del after-folk y tantos subgéneros más.

 En plena vorágine de proyección de artistas como Mdou Moctar (quien, por cierto, acompaña al trío en directo), Bombino o Tinariwen como abanderados de la nueva música del desierto africano, Les Filles de Illighadad es una auténtica declaración de principios, no sólo de género musical, sino de género a secas.

 La formación está capitaneada por Fatou Seide Ghali, una de las pocas guitarristas mujeres del país africano, que aprendió a escondidas, de manera autodidacta, escondiéndose con la guitarra de su hermano mayor, cuenta con un equipaje sonoro que, a diferencia de los grandes grupos de rock tuareg, abrigan su base sonora con tambores tradicionales y calabazas.

 No es raro que se entienda la dimensión de Les Filles de Illighadad como una auténtica epopeya de la reivindicación feminista en un territorio que aún mutila a las mujeres. Redimensionan el espacio público, el papel de la mujer, rompen límites, universalizan la facción más natural de su cultura, reivindican las bondades de su tierra, pero lo hacen desde un espacio diferente, sin occidentalizarse pero tampoco escudándose detrás de figuras masculinas. Ellas son las dueñas y señoras del primer minuto del resto de la vida de la música tradicional tuareg y de su expansión en el resto del mundo.

 
 
Enviar a un amigo
 
 
cerrar

* Campo obligatorio

Tus datos
*
*
 
Datos de tu amigo
*
*
 
 
cerrar